¿Por qué es necesario un buen ambiente laboral y cómo lograrlo?

Cuando un emprendedor decide poner a rodar la bola de nieve por la pendiente con su empresa, suele tener pensamientos utópicos, en donde los empleados se la llevan bien y nunca se pelean, ni tampoco generan un mal ambiente laboral.

Sin embargo, esta fantasía rara vez se cumple, ya que las relaciones humanas están llenas de conflicto, de hecho, estas diferencias son el pan de cada día de la sociedad, lo cual hace que, en ocasiones, sea complicado generar un buen ambiente laboral.

Hay tantas personas que han dejado pasar esto desapercibido, que incluso hoy hay empresas que se van a la quiebra por las malas relaciones entre empleados,  trabajadores y clientes. Es por eso que hoy te mostraremos la importancia de un buen ambiente laboral y cómo lograrlo.

Un ambiente laboral constructivo hace constructiva a una empresa

El fundamento sine qua non de una empresa es el trabajo en equipo, de hecho, las primeras corporaciones que surgieron durante la revolución industrial en la segunda mitad del siglo XIX eran, precisamente, de un grupo de personas denominadas “socios”, que se unían en una sociedad, llamada empresa, que tenía objetivos fijos y un producto particular.

Estas empresas se fundamentaban en los aportes que estos socios podían otorgar, ya sea como accionistas o, directamente, como jefes de un departamento en específico. Es aquí en donde surge la necesidad de un ambiente laboral constructivo, pues si estos socios se peleaban, cabía el riesgo de que retiraran sus aportes y, en consecuencia, la empresa dejaba de existir.

El ambiente laboral constructivo es esta misma situación, pero llevada al trabajador común de la empresa, pues un descontento en una tarea sencilla puede derrumbar la compañía desde abajo, ya sea porque dos o más trabajadores se hallen en desacuerdo o porque una mala reseña de un cliente arruine la imagen pública. Si, por el contrario, se mantiene una buena relación entre todos, la empresa avanza. 

Las herramientas digitales y el ambiente laboral

En ocasiones, las técnicas tradicionales de cultura ciudadana resultan ineficaces a la hora de mantener un sano ambiente laboral, en especial, en una sociedad tan conectada como la actual. Por ende, cada vez resulta más necesario involucrar a las TIC en este aspecto.

Tal es el caso del CRM Microsoft Dynamics, un programa de gestión de relaciones cliente-empresa desarrollado por el gigante tecnológico, el cual emplea tecnologías de diversa índole para mejorar la atención que reciben los clientes de una compañía por parte de sus empleados, de este modo, se pueden generar mejores opiniones y, en consecuencia, una demanda mayor.

Por ejemplo, un negocio de persianas en Mexicali, que haga uso de este programa, puede lograr que los empleados se lleven bien con los clientes con base en un sistema más eficiente de contacto, además de hacer que haya un ambiente laboral constructivo entre empleados al evaluar el desempeño convivencial y productivo de estos. Con todas estas maravillas modernas, ¿A quién no se le ocurriría implementar sistemas para mejorar el ambiente de su empresa?