¿Cómo elegir el software más indicado para ti?

El software de administración es aquel que se implementa con el fin de gestionar de manera eficiente una compañía o sus recursos, dentro de esta categoría existen dos variantes: el CRM, que mejora las relaciones entre los clientes y la compañía que le ofrece bienes o servicios, y el otro es el ERP, que maneja los recursos empresariales con el fin de mejorar las ventas y los servicios a los empleados.

Sin embargo, para muchas personas, en especial emprendedores y empresarios, resulta complicado determinar qué clase de software administrativo requieren para sus negocios, pues elegir entre satisfacer más las necesidades de los clientes o darles un mejor servicio a las fuerzas de trabajo es una decisión compleja, en especial si no se tiene el presupuesto para obtener ambos tipos de software.

El primer aspecto que se debe tener en cuenta al tomar esta decisión recae en los propósitos de la compañía, si esta se basa en la venta de determinados bienes o determinados servicios. Por ejemplo, no es lo mismo enfatizar en la atención al cliente en una agencia de seguros que en una fábrica que es contratada por empresas.

Igualmente, se debe tener muy en cuenta el tamaño de tu empresa y a cuántos clientes ha llegado, pues es poco conveniente implementar un software de administración de recursos cuando se cuenta con una reducida cantidad de trabajadores, cuando se tiene una cantidad mediana o muy grande de empleados, si resulta apropiado conseguir uno de estos programas. La misma situación se da con el volumen de clientes que tiene tu empresa.

¿Cómo implementar un software de administración en tu empresa?

Para implementar un software de administración se debe tener en cuenta el tipo de programa que vas a instalar, pues el proceso de implementación del software de administración depende precisamente de esta categoría. Sin embargo, a nivel general, se requiere que esta transición sea gradual con el fin de no incomodar a los clientes o a los trabajadores con un cambio repentino.

Por un lado, la implementación de un salesforce México se vale de informar a los clientes por medio de las redes sociales que estos tengan sobre la creación de una plataforma para interactuar directamente con la empresa. Se puede iniciar como algo opcional, dejando las alternativas iniciales durante un periodo adecuado, e ir sacándolas paulatinamente de circulación para dejar que el software CRM vaya tomando fuerza hasta convertirse en la alternativa principal para contactar la empresa.

Las plataformas de CRM permiten acceder a un servicio al cliente más adecuado, además de otorgar una forma directa de solicitar los servicios o comprar los bienes de la compañía, de este modo, el precio que se pagaba en otra plataforma va directamente al presupuesto de la empresa, por ende, si se ahorran comisiones, se tiene un mayor rango de inversión para infraestructura y nómina.

Por el otro, el Netsuite México, dado que se emplea para mejorar la integración de los empleados con las funciones de la empresa, requiere que se vaya empleando paulatinamente y que las oficinas de recursos humanos y servicios al empleado sean utilizadas únicamente para servicios esenciales y complementarios, de modo que los usuarios comiencen a darle prioridad al sistema.